Pruebas de estanqueidad

PRUEBAS DE ESTANQUEIDAD DE REDES DE SANEAMIENTO.

En Herrera Reguera disponemos de personal técnico especializado en la realización de trabajos en diferentes campos:

Pruebas de estanqueidad

Las pruebas de presión y estanqueidad de instalaciones con tuberías son comprobaciones preceptivas que pueden realizarse de acuerdo a distintas normas y pliegos, dependiendo del criterio indicado por el proyecto o por la Dirección de Obra.

Existe una norma que indica las prescripciones para realizar las pruebas de presión y estanqueidad, tanto para redes de abastecimiento de agua, instalaciones de tuberías interiores de agua a presión de edificios, como para tuberías de saneamiento.

Realizamos pruebas de presión y estanqueidad mediante aire o agua en tuberías, colectores, pozos de registro, redes de agua potable y redes contra incendios, para diámetros comprendidos entre 50 mm y 1,2 m. En función del material, del tipo de red y de la normativa a aplicar puede variar el tiempo y la presión del ensayo.

En HR disponemos del equipo necesario para verificar la presión y estanquidad según normativa. Realizamos pruebas de presión y estanqueidad mediante aire o agua en tuberías,colectores principales, acometidas, pozos y arquetas.

Tecnología

Disponemos del equipo necesario para verificar la presión y estanqueidad de instalaciones de saneamiento, según la normativa en 1610:1998 “instalación y prueba de acometidas y redes de saneamiento”, y de tuberías de abastecimiento de agua a presión, según normativa une-en y mopu.

Ventajas de realizar una Prueba de Estanqueidad

Las pruebas de presión y estanqueidad de instalaciones con tuberías son comprobaciones preceptivas que pueden realizarse de acuerdo a distintas normas y pliegos, dependiendo del criterio indicado por el proyecto o por la Dirección de Obra.

Las pruebas de presión y estanqueidad se encuentran normalizadas tanto para redes de abastecimiento de agua, instalaciones de tuberías interiores de agua a presión de edificios, como para tuberías de saneamiento.

En el caso de tuberías de saneamiento podemos indicar dos normas ampliamente utilizadas. A continuación realizamos una breve descripción:

Prueba según Pliego de Prescripciones Técnicas MOPU 1986

Este Pliego de prescripciones técnicas indica que se deberá comprobar un mínimo del 10% de la red de saneamiento, salvo que el Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares fije otro porcentaje distinto.

El Director de Obra determinará los tramos que deberán comprobarse. Las pruebas se realizarán antes del relleno de la zanja, obturando la entrada de la tubería en el pozo de aguas abajo y sellando cualquier otro punto que pudiera fugarse el agua. La tubería deberá llenarse completamente de agua. Una vez transcurridos 30 minutos se inspeccionan los tubos comprobándose que no se han producido fugas de agua. En el caso que detecten fugas se procederá a solucionar el defecto y se volverá a realizar la prueba.

Esta prueba es de aplicación para los siguientes materiales:

Tuberías de hormigón en masa
Tuberías de hormigón armado
Tuberías de Policloruro de Vinilo no Plastificado
Tuberías de Polietileno de alta densidad
Tuberías de Poliéster reforzado con fibra de vidrio
Prueba de estanqueidad según norma UNE-EN 1610

Las pruebas definidas en esta norma se pueden realizar con agua, según el Método “W”, o con aire, según el Método “L”.

El Método con aire “L” es el método recomendado por la normativa. En caso de no conseguir una prueba con aire válida, se debe proceder a realizar la prueba con agua, siendo su resultado determinante. La duración de la prueba con aire es el indicado en la siguiente tabla, y viene determinada por el diámetro de la tubería, el material de la tubería, y el método considerado (LA, LB, LC o LD).

Esta prueba se realiza colocando tapones en los pozos de registro y en el ramal de la acometida, asegurando así una comprobación completa del tramo. Se debe iniciar la prueba con una presión inicial (p0) del 10% superior a la requerida, y debe ser mantenida durante 5 minutos. A continuación, la presión deberá ajustarse a la presión de prueba, indicada en la tabla anterior, según el método de prueba seleccionado.
Si la disminución de presión, una vez transcurrido el tiempo de prueba, es menor que el ∆p dado en la tabla, la prueba se considera como aceptable.

En el Método con agua “W”, la presión de prueba es la presión equivalente a llenar la tubería hasta el nivel del pozo de registro, con una presión máxima de 50 kPa y una mínima de 10 kPa medida en la parte superior de la tubería.
Una vez que las tuberías y los registros están llenos y se ha llegado a la presión de prueba, es necesario un periodo de acondicionamiento de 1 hora aproximadamente.
El tiempo de la prueba debe ser como mínimo de 30 minutos. La presión de prueba debe ser constante, introduciendo agua si hace falta, para que no existan variaciones superiores a 1 kPa. La cantidad total de agua añadida durante la prueba no deberá ser superior a los siguientes valores:

0,15 l/m2 para tuberías
0,20 l/m2 para tuberías incluyendo registros
0,40 l/m2 para registros (arquetas de inspección y pozos de registro)

equipos-para-pruebas-estanqueidad

Qué es la prueba de estanqueidad.

La prueba de estanqueidad es una prueba a través de la cual se detecta, sin necesidad de abrir zanja, cualquier tipo de filtración o fuga de agua existente en la red de saneamiento.

FORMULARIO
Contacto
Aceptar Política de Privacidad

Limpiezas Herrera S.L

  •  C/ Velazquez 53

    28001 Madrid - España

Contacto

Ir arriba